Android Lollipop: qué es y para qué sirve – Guía completa y fácil de entender

El sistema operativo Android Lollipop, también conocido como Android 5.0, es una de las versiones más destacadas de la plataforma de Google. Presentado en junio de 2014, Lollipop trajo consigo una serie de mejoras y características innovadoras que elevaron la experiencia del usuario a un nuevo nivel.

En este artículo, exploraremos en detalle todas las características principales de Android Lollipop, desde su renovada interfaz de usuario basada en Material Design, hasta las mejoras en notificaciones y rendimiento.

También discutiremos el impacto de la introducción de Android Runtime (ART) y el proyecto Volta en la optimización del consumo de batería.

Por último, analizaremos las implicaciones del reemplazo de Lollipop por Android Marshmallow y los dispositivos que no recibieron la actualización.

Material Design: la renovada interfaz de usuario

La interfaz de usuario es uno de los aspectos más importantes de cualquier sistema operativo, ya que determina en gran medida la experiencia de usuario. En Android Lollipop, Google introdujo Material Design, un nuevo enfoque de diseño que se basa en una apariencia y comportamiento más realistas y táctiles.

Material Design se inspira en el mundo físico y utiliza sombras, animaciones y transiciones para crear una experiencia de usuario más intuitiva y atractiva. Una de las características más llamativas de Material Design son los elementos visuales en capas, también conocidos como «»elevation»».

Estos elementos permiten al usuario comprender y navegar el contenido de una manera más natural, ya que se asemejan a objetos físicos que podemos tocar y manipular. Por ejemplo, los botones y las tarjetas en Material Design tienen una apariencia en relieve, lo que los hace parecer más reales y fáciles de interactuar.

La paleta de colores también juega un papel importante en Material Design. En lugar de utilizar colores planos y aburridos, Lollipop presenta una amplia gama de colores vivos y llamativos. Estos colores se utilizan estratégicamente en toda la interfaz de usuario para resaltar elementos importantes y proporcionar una experiencia visualmente atractiva.

Material Design en Android Lollipop trajo una renovación completa de la interfaz de usuario de Android, ofreciendo un aspecto más moderno y atractivo, así como una experiencia de usuario más intuitiva y táctil.

Mejoras en notificaciones y rendimiento

Android Lollipop también trajo consigo mejoras significativas en el sistema de notificaciones y rendimiento. En versiones anteriores de Android, las notificaciones aparecían en la parte superior de la pantalla de manera estática.

Sin embargo, con Lollipop, las notificaciones pasaron a ser interactivas y más intuitivas. Por ejemplo, ahora es posible acceder a las opciones de configuración de una aplicación directamente desde la pantalla de notificaciones, sin tener que abrir la aplicación en sí.

Te puede interesar:   Aprende a aclarar imágenes borrosas en Paint

Además, las notificaciones pueden agruparse en función de su origen, lo que facilita la administración de múltiples notificaciones a la vez. En cuanto al rendimiento, Android Lollipop introdujo Android Runtime (ART) como un reemplazo para el antiguo motor de ejecución de aplicaciones, Dalvik.

ART utiliza una compilación anticipada (AOT) en lugar de una compilación Just-In-Time (JIT), lo que se traduce en un rendimiento más rápido y una mayor eficiencia de la memoria. Esto significa que las aplicaciones se ejecutan con mayor suavidad y rapidez en dispositivos con Lollipop, lo que mejora significativamente la experiencia general del usuario.

Además, ART también proporciona una nueva API para los desarrolladores, permitiéndoles aprovechar al máximo las capacidades del sistema operativo y optimizar sus aplicaciones para un rendimiento y eficiencia óptimos.

Las mejoras en las notificaciones y el rendimiento en Android Lollipop permiten una experiencia de usuario más fluida y eficiente, así como una gestión de notificaciones más intuitiva.

Android Runtime (ART) y sus beneficios

Como mencionamos anteriormente, Android Lollipop introdujo Android Runtime (ART), un nuevo motor de ejecución de aplicaciones que reemplazó a Dalvik. ART ofrece una serie de beneficios significativos en comparación con su predecesor.

Uno de los beneficios clave de ART es su rendimiento mejorado. ART utiliza una compilación anticipada (AOT) en lugar de una compilación Just-In-Time (JIT), lo que significa que las aplicaciones se compilan previamente antes de ser ejecutadas.

Esto resulta en un tiempo de arranque más rápido para las aplicaciones y un rendimiento general más suave. Además, ART también es capaz de optimizar las aplicaciones en tiempo de ejecución, lo que permite un mejor rendimiento en dispositivos con recursos limitados.

Otro beneficio importante de ART es una mayor eficiencia de memoria. ART es capaz de reducir el desperdicio de memoria y optimizar su asignación, lo que resulta en un uso más eficiente de los recursos del dispositivo.

Esto es especialmente importante en dispositivos con poca memoria RAM, ya que ART permite que las aplicaciones se ejecuten de manera más eficiente sin afectar el rendimiento o la capacidad de respuesta del dispositivo.

Además de mejorar el rendimiento y la eficiencia de memoria, ART también proporciona una mayor seguridad. ART utiliza la compilación anticipada para verificar la integridad de las aplicaciones antes de ejecutarlas, lo que ayuda a prevenir la instalación y ejecución de aplicaciones maliciosas.

Esto brinda un nivel extra de protección para los usuarios y sus dispositivos. Android Runtime (ART) en Android Lollipop ofrece beneficios significativos en términos de rendimiento mejorado, eficiencia de memoria y seguridad mejorada.

Estos beneficios se traducen en una experiencia de usuario más suave y eficiente, así como en una mayor protección contra amenazas de seguridad.

«»Proyecto Volta»» y sus optimizaciones en el consumo de batería

Uno de los desafíos más comunes en los dispositivos móviles es la duración de la batería. Android Lollipop abordó este desafío con su «»Proyecto Volta»», una serie de optimizaciones destinadas a mejorar el consumo de batería en dispositivos Android.

Te puede interesar:   Aprende cómo usar la tecla Impr Pant en Windows 10

Una de las optimizaciones clave de «»Proyecto Volta»» es la introducción del modo de ahorro de energía. Este modo reduce el rendimiento del dispositivo y limita las funciones en segundo plano para reducir el consumo de energía.

Cuando el modo de ahorro de energía está activado, el dispositivo se vuelve menos receptivo y algunas funciones, como las actualizaciones automáticas de aplicaciones, pueden ser desactivadas temporalmente.

Sin embargo, este modo permite extender significativamente la duración de la batería cuando se necesita conservar energía. Otra optimización importante de «»Proyecto Volta»» es la introducción de una herramienta llamada Battery Historian.

Battery Historian proporciona información detallada sobre el consumo de energía de cada aplicación en el dispositivo, lo que permite a los usuarios identificar fácilmente las aplicaciones que consumen una cantidad excesiva de energía y tomar medidas para reducir su consumo.

Además de estas optimizaciones específicas, «»Proyecto Volta»» también trajo mejoras generales en la administración del consumo de energía en Android Lollipop. Esto incluye cambios en la forma en que se gestionan las conexiones de red, las actualizaciones de ubicación y la sincronización de datos.

Estos cambios permiten un uso más eficiente de la energía y contribuyen a una mayor duración de la batería en los dispositivos con Lollipop. «»Proyecto Volta»» en Android Lollipop introdujo una serie de optimizaciones destinadas a mejorar el consumo de energía en dispositivos Android.

Estas optimizaciones incluyen el modo de ahorro de energía, la herramienta Battery Historian y mejoras generales en la administración del consumo de energía. Esto ayuda a extender la duración de la batería y brinda a los usuarios una experiencia más prolongada y satisfactoria.

Reemplazo por Android Marshmallow y sus implicaciones en dispositivos

En octubre de 2015, Android Lollipop fue reemplazado por Android Marshmallow, la siguiente versión importante del sistema operativo Android. Marshmallow trajo consigo una serie de nuevas características y mejoras significativas, lo que resultó en una experiencia de usuario mejorada en comparación con Lollipop.

Una de las características clave de Marshmallow es el control de permisos de aplicaciones. Anteriormente, las aplicaciones en Android Lollipop solicitaban todos los permisos necesarios durante la instalación, lo que resultaba en un proceso de instalación largo y complicado.

Con Marshmallow, los usuarios ahora tienen un control más granular sobre los permisos de las aplicaciones, pudiendo decidir qué permisos otorgar a una aplicación y en qué momento. Esto proporciona una mayor privacidad y seguridad para los usuarios, permitiéndoles tener un mayor control sobre sus datos personales.

Otra mejora importante en Marshmallow es la introducción del sistema de alimentación Doze. Doze es una función que utiliza la detección de movimiento y la actividad del dispositivo para optimizar el consumo de energía cuando el dispositivo está inactivo.

Esto reduce significativamente el consumo de batería en modo de espera, lo que resulta en una mayor duración de la batería en comparación con Lollipop.

Te puede interesar:   Quitar modo seguro ZTE: solución fácil y rápida

Marshmallow también trajo mejoras significativas en el rendimiento del sistema operativo en general. Esto incluye una mayor eficiencia de memoria, una mayor velocidad de respuesta y una mejor gestión de la multitarea. Estas mejoras contribuyen a una experiencia de usuario más fluida y sin problemas en dispositivos con Marshmallow.

En cuanto a las implicaciones para los dispositivos que ejecutan Lollipop, el reemplazo por Marshmallow significa que es posible que algunos dispositivos más antiguos no reciban la actualización a la última versión de Android.

Esto se debe a que Marshmallow requiere un mayor nivel de memoria y almacenamiento en comparación con Lollipop, lo que hace que algunos dispositivos más antiguos no cumplan con los requisitos mínimos de hardware para la actualización.

El reemplazo por Android Marshmallow trajo consigo una serie de nuevas características y mejoras significativas en comparación con Lollipop. Esto incluye el control de permisos de aplicaciones, el sistema de alimentación Doze y mejoras generales en el rendimiento del sistema operativo.

Sin embargo, esto también significa que algunos dispositivos más antiguos pueden no recibir la actualización debido a los requisitos de hardware más altos.

Dispositivos que no recibieron la actualización a Lollipop

A pesar de las mejoras y características emocionantes que Android Lollipop ofreció, muchos dispositivos no pudieron recibir la actualización a esta versión del sistema operativo. Esto se debe a una serie de factores, que incluyen los altos requisitos de memoria y almacenamiento de Lollipop, así como las limitaciones de los fabricantes y proveedores de servicios.

Uno de los principales problemas que enfrentaron muchos dispositivos para recibir la actualización a Lollipop fue la falta de memoria y almacenamiento suficiente. Lollipop requería al menos 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento interno, lo que dejaba muchos dispositivos más antiguos sin la capacidad suficiente para ejecutar esta versión del sistema operativo de manera óptima.

Esto llevó a que muchos dispositivos se quedaran atascados en versiones anteriores de Android que eran más compatibles con sus capacidades de hardware limitadas.

Además de los requisitos de hardware, algunos fabricantes y proveedores de servicios también limitaron la disponibilidad de la actualización a Lollipop para ciertos modelos de dispositivos. Esto se debió a decisiones comerciales y estratégicas, así como a limitaciones de recursos y soporte.

Conclusión

Android Lollipop fue una versión importante y emocionante del sistema operativo Android. Presentando una renovada interfaz de usuario basada en Material Design, mejoras en notificaciones y rendimiento, la introducción de Android Runtime (ART) y el proyecto Volta para optimizar el consumo de batería, Lollipop elevó la experiencia del usuario a nuevos niveles.

Sin embargo, el reemplazo por Android Marshmallow y las limitaciones de hardware llevaron a que muchos dispositivos no recibieran la actualización a Lollipop.

Aunque Lollipop ya no es el sistema operativo más reciente, su impacto y contribuciones siguen siendo notablemente importantes en la historia de Android.

Publicaciones Similares